Style Sampler

Layout Style

Patterns for Boxed Mode

Backgrounds for Boxed Mode

Buscar características

  • Teléfono (0155) 57417681 Y 57911969

  • E-mail: ventasgrupozeus@gmail.com

Armeros: Grupo Zeus



Armameros-1El ser humano creó uno de los dispositivos más letales jamás conocido hasta entonces, las armas de fuego fueron inventadas con el fin de que las personas pudieran protegerse de ataques de animales o de los prójimos. Aunque durante mucho tiempo las armas estuvieron al alcance de casi cualquier persona, el abuso de poder y el aumento de su uso para fines criminales ocasionaron que se implementaran una serie de medidas legales en la mayoría de los países del mundo, con el fin de controlar su uso general.

México no está exento de estas medidas legales, de hecho la legislación de nuestro país es una de las más severas en cuanto al uso de armas de fuego. Después del inicio de la Revolución Mexicana el 20 de noviembre de 1910, el país se encontraba en una situación de inestabilidad política, económica y social, por lo que en el año de 1917 se instauró la nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, misma que sigue vigente hasta nuestros días.

En ella se hicieron una serie de especificaciones para la posesión y uso de armas de fuego: todos los civiles tienen derecho a tener armas para su protección personal, aunque solamente las podrán tener dentro de su domicilio resguardadas debidamente, para lo que se recomienda que estén almacenadas dentro de los armeros, es decir, una especie de cajas fuertes especializadas en dispositivos letales.

Las únicas armas a la que los ciudadanos pueden tener acceso son a pistolas de calibre de 9mm o 380, revólveres de calibre de .38 o menor, escopetas de 12 gauge y con cañones de 25 pulgadas o más, además de rifles de cerrojo y semiautomáticos. Cualquier arma que sobrepase estos calibres está prohibida para el uso de civiles, ya que se considera como de uso exclusivo de las fuerzas armadas del país.

Los únicos fines para los que un ciudadano puede poseer un arma de fuego es para su protección personal ante cualquier ataque de terceros, como deporte (en la disciplina del tiro deportivo) y para la caza de animales, tomando en cuenta que este último uso tiene también limitaciones en cuanto a la zonas de caza y los animales aprobados para ello.

Si se requiere  transportar el arma de un lugar a otro, ésta tiene que permanecer todo el trayecto dentro de su estuche y estar descargada. Además de que sólo está permitido dispararlas en las zonas de tiro o campos de cacería autorizados para dicha actividad.

Para comprar un arma se necesita de un permiso especial expedido por las instancias gubernamentales, ya que cada pistola, revólver o rifle tiene que estar registrado, con el fin de localizar más fácilmente a los responsables de los delitos que se puedan cometer con alguno de estos dispositivos. Asimismo, para adquirir un arma de fuego de manera legal en el país, se debe de acudir a la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones (DCAM), lugar administrado por el ejército mexicano.

Ahora bien, las personas que se dedican al transporte de valores o al servicio de seguridad privada, se ven continuamente en situaciones que atentan contra su vida y la de sus protegidos, por lo que ellos tienen que tramitar permisos especiales para portar armas, además de recibir la capacitación debida para su uso. Por lo general, ellos tienen autorización para portar y transportar armamento similar al que utilizan las autoridades judiciales del país.

Como mencionamos anteriormente, una importante medida para garantizar la seguridad de los individuos que tienen un arma de fuego al interior de sus hogares, es la de tenerlas en resguardo bajo llave dentro armeros, con el fin de evitar que alguien la pueda robar y después amenazar a la familia o cometer algún delito mortal. De la misma forma, se impide que algún amigo o familiar menos experimentado la tome por curiosidad y provoque algún accidente de gravedad.

Existen en el mercado dos tipos principales de armeros:

Homologados. Son los que están aprobados por la legislación de un país o territorio. Este tipo de cajas fuertes ha pasado una serie de pruebas de seguridad instauradas por la norma legal, por lo que son de uso confiable y duradero.

En ellos se pueden albergar tanto armas largas como armas cortas que requieren de un permiso  especial para su uso (como el caso de los guardias de seguridad privados o las empresas de transporte de valores).

No homologados. Este tipo de armeros tienen un diseño especial para custodiar armas de fuego que no necesitan un permiso especial, como las que se utilizan para protección personal, deporte o la caza legal de animales. Estas cajas fuertes no necesitan pasar pruebas legales de seguridad, además de que tienen una serie de compartimentos destinados a los cartuchos extras, las balas y el resto del equipo.

En Grupo Zeus somos una empresa dedicada a la fabricación y distribución de cajas fuertes, archiveros y dispositivos de seguridad, por lo que te invitamos a visitar nuestro catálogo de armeros en línea, donde encontrarás una gran variedad de modelos de todo tipo y tamaño, elige el que mejor se adapte a tus necesidades de espacio y protección.

Tenemos más de veinticinco años de experiencia en el mercado de la construcción de cajas fuertes, por lo que te garantizamos que nuestros productos están hechos con materiales resistentes, seguros y confiables, ya que cumplen con los estándares más altos de calidad. Haz tu pedido y nosotros te lo llevamos a cualquier parte de la república mexicana.