Style Sampler

Layout Style

Patterns for Boxed Mode

Backgrounds for Boxed Mode

Buscar características

  • Teléfono (0155) 57417681 Y 57911969

  • E-mail: ventasgrupozeus@gmail.com

Los armeros de seguridad: protección y almacenamiento de armas



Los armeros de seguridad: protección y almacenamiento de armas

No se debe confundir el término armeros con la profesión de Armero, o sea el que abastece o repara armas de fuego. En sí, estos elementos son un tipo especial de cajas fuertes, pero con la cualidad de tener resistencia tanto por fuera como por dentro. Deben de cumplir el estándar de seguridad para evitar que cualquier persona no autorizada pueda abrir su puerta. Por otro lado, deben de ser capaces de contener estallidos de balas de los calibres de armas que guardan.

Seguridad, practicidad y resistencia son los sinónimos para describir a los buenos armeros de seguridad, herramientas indispensables para el resguardo efectivo de cualquier tipo de arma de fuego. Como su disposición y acomodo dependiendo las armas que se requieran, variará entre los modelos existentes en tamaño, forma y resistencia.

En Grupo Zeus estamos comprometidos con ofrecer los mejores productos para instituciones, compañías y particulares. Más de 25 años nos respaldan como la mejor opción.

Reglamentación del uso de armas de fuego por las leyes mexicanas

La portación, transporte y almacenamiento de armas de fuego, están bien delimitadas y detalladas en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos Mexicanos. En el capítulo tercero y en sus artículos del 24 al 36, se especifican los casos, condiciones, requisitos y lugares para la portación de armas

Se necesitan los permisos especiales que requiere la ley para portación de armas para particulares, instituciones policiales, federales, estatales, del Distrito Federal y municipales, así como de los servicios privados de seguridad, podrán portar armas en los casos, condiciones y requisitos que establecen la presente ley y las demás disposiciones legales aplicables . Los miembros del Ejército, Armada y Fuerza Aérea quedan exceptuados de lo anterior, en los casos y condiciones que señalen las leyes y reglamentos aplicables.

Se extienden de la misma manera permisos para particulares en actividades deportivas, de tiro o cacería. En el caso de personas morales, deben de estar constituidas conforme a las leyes mexicanas, mientras que en las empresas de seguridad se debe de tener la opinión favorable de la Secretaría de Gobernación sobre la justificación de la necesidad de la portación del armamento, y los límites en número y características de las armas, así como lugares de utilización.

Tratándose de otras personas morales, cuando por sus circunstancias especiales lo ameriten, a juicio de la Secretaría de la Defensa Nacional para servicios internos de seguridad y protección de sus instalaciones, ajustándose a las prescripciones, controles y supervisión que determine la propia Secretaría.

En el Capítulo Cinco de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos Mexicanos, en los Artículos 65 al 67 se establece el almacenamiento de dichas armas, permitiendo el almacenamiento de las armas, objetos y materiales aludidos en a los permisos respectivos podrán autorizarse como actividad complementaria del permiso general concedido. Su almacenamiento de armas, municiones o materiales varios de estos objetos se sujetan a las normas y cantidades permitidas por la Secretaría de la Defensa Nacional.

De la misma forma, existe una norma internacional y una norma oficial mexicana para las características que deben tener los armeros de seguridad.

Consejos para conservación y almacenamiento de armas de fuego

Aunque el modelo del armero de seguridad cuenta con las características propias de las cajas fuertes: aislamiento térmico, contra frío y calor, sellado hermético contra agua, humedad y polvo, su peso es anti vibraciones o caídas, que podrían hacer detonar un cartucho, como sus compartimientos especiales para guardar munición, evita cualquier accidente.

El equipo adecuado para la limpieza, por el uso y portación de armas es una cuestión general y de disciplina para ampliar la vida útil de estos mecanismos. Un equipo de utensilios de limpieza dedicados al mantenimiento de armas de fuego siempre es necesario para su almacenamiento; aunque en un armero de seguridad no existe el riesgo de variaciones de temperatura, siempre es necesario tener cuidado con la cantidad de aceite puesta en los mecanismos, previniendo que al escurrirse perjudique a otras piezas y objetos resguardados.

Tanto si las armas resguardadas están en constante uso, o sin él, tiene la mayor importancia tenerlas limpias y aceitadas. Es imposible quitar todo el nivel de humedad de una de ellas, la única manera seria meterlas en un armero, con una bóveda o esclusa de vacío, lo cual no es nada posible.

Almacenamiento responsable de munición

Se podría decir acerca de la munición de armas de fuego que son de las partes más durables y tolerantes al paso del tiempo y condiciones adversas. No significa por esto que se les pueda manipular, almacenar y conservar de un modo descuidado, depende del calibre, fabricación y componentes de las balas, para determinar su vida útil. Normalmente los fabricantes especifican esta vida útil en sus etiquetas y manuales.

A este respecto, se debe de tener sumo cuidado en los limpiadores usados para limpiar municiones, ya que algunos pueden generar un nivel de corrosión, que como mencionamos anteriormente en el peligro de un arma chorreando aceite, puede ir dañando objetos o municiones. Si existe un grado de oxidación, puede generar inestabilidad en su materia explosiva, tornando a las municiones como verdaderas bombas de tiempo.

Uno de los componentes centrales de todas las municiones es su punta de plomo. Este elemento es sumamente toxico, y con los años tiende a dejar rastros y gases, de lo cual siempre se recomienda cuidado al abrir un contenedor por el riesgo de inhalar parte de este plomo dispersado. Para controlar su humedad, normalmente se añade a las cajas donde se guarda diferentes tipos de viruta o aserrín, aunque las partículas de gel antihumedad siempre, es una mejor opción, al ser inerte a cualquier tipo de contaminación; estos métodos de seguridad también ayudan a tener en buen estado la materia explosiva o fulminante de las municiones. Se han encontrado cajas y recipientes de municiones desde los tiempos de la primera y guerra mundial, en excelentes condiciones operativas, y todo esto por tener el cuidado de guardarlas en condiciones adecuadas.

Para la munición con un almacenamiento con tiempo amplio, debe revisarse cuidadosamente, no tener ningún rastro de oxidación o degradación en el metal de sus partes. Si se encontraran manchas violáceas en las zonas de las municiones, eso certifica la reacción de los materiales explosivos han tenido con el oxígeno, haciendo reacción con el metal. Estos proyectiles son definitivamente dados de baja al no poseer ningún punto de seguridad para su desempeño.

Los armeros para el almacenaje de armas, municiones u objetos explosivos, son una de las partes esenciales para el buen desempeño de las labores de los profesionales, fuerzas públicas o militares. Comuníquense a Grupo Zeus a nuestros teléfonos, pagina web, o redes sociales, para que los profesionales les den las mejores opciones del mercado de seguridad.